HACE algunos meses, solo por curiosidad, con algo de miedo y al mismo tiempo soñando con la utopía de una industria del entretenimiento donde todos fuéramos mas unidos, amigos y mas humanos dentro de esta llamemos… “Elite” del medio, tomé mi teléfono, abrí WhatsApp y presioné… “Crear nuevo grupo”.  Llevaba ya algunos meses con la idea cercenándome la cabeza, pero la incubación tardo y la toma de valor para hacerlo, tardó aun más. Sabía que mucha gente me mandaría directito al “in… finito y mas allá” en medio segundo.

Mucha de la gente en mi lista de contactos es gente de gran valor dentro de la industria del cine, la música, la tv y el entretenimiento en general. Contactos que a lo largo de este corto, no tan corto, tiempo de vida he ido reuniendo. Muchos, gente creativa y propositiva de 1er nivel, otros, gente con “status y poder” ya de años en el medio, productores, directores, agentes, managers, publirrelacionistas, y por supuesto artistas conocidos y otros mas luchando por darse a conocer. En fin, toda una gama de personas y personalidades que estaban ahí revueltos pero separados sin conocerse dentro de mi agenda.

Soñando con abrir posibilidades  y aun con un poco de ese miedo y los dedos temblándome, empecé a seleccionar a todos los que creí debían estar en este grupo “maravillosa y creativa” idea mía. Recuerdo una lista de aproximadamente 200 personas elegidas, entre celebridades y no tan celebridades, de todas las categorías, y de mas de una nación, mexicanos, españoles, colombianos etc. 

Al acabar la elección finalmente presioné “Crear Grupo” y tras pensarlo otros segundos le puse por nombre… “ShowBusiness Elite”, creyendo de corazón que todos aquellos a quienes había seleccionado formaban parte de eso, una Elite del ShowBusiness que merecía pertenecer a esta nueva comunidad creada en mi cabeza y corazón, conocerse,  y juntos(en esta utopía mía) crear cosas espectaculares y crecer.

Publiqué entonces el primer mensaje dándoles a todos la bienvenida e informándoles que había decidido crear ese grupo con todos ellos, gente de gran valor en la industria, con la intención de conocernos y de lograr juntos grandes cosas en esta nueva era en la que las alianzas poderosas funcionan mas que la individualidad. A los segundos de haber creado el grupo y enviado este mensaje, llegó la reacción de todos ellos a mi super idea. 

Todos aquellos de “gran alcurnia”(según los medios se los ha hecho creer durante años) empezaron a salirse uno a uno, dos, tres, diez, veinte. Veía sin cesar y desilusionándome segundo tras segundos como las estrellas nacionales de la producción, la dirección, el canto, la actuación, abandonaban mi recién creado grupo sin siquiera darle una oportunidad de vivir y conocer su potencial. Así sucedió durante minutos en los que creí que mi maravillosa idea terminaría en menos de lo que la concebí. Pero, de repente estas brutales y desalmadas salidas… ¡se detuvieron! y comenzaron los ahora muy diferentes mensajes de felicitación por la iniciativa y por haber creado ese grupo para que todos pudiéramos conocernos y crecer juntos. Mi corazón se encendió y vi que muy posiblemente aquella idea repentina de unir a todos y juntos soñar y trabajar, podría funcionar, y no solo funcionar, sino llegar a grandes alturas.

A partir de ahí y tras el abandono de muchas de estas “Super Estrellas” de la industria, la comunidad “ShowBusiness Elite” no solo se ha mantenido, sino que ha ido creciendo cada vez mas, a través de este inicial grupo de WhatsApp, a través de otras iniciativas del mismo nombre también, y poco a poco se ha ido convirtiendo en un grupo y una comunidad de verdadero valor y ¡ahora si! status dentro del medio. Gente con talento ilimitado, con ganas de crear, construir y de hacerlo siempre en unión y en alianza con otras personas tan valiosas como ellos y sobre todo, gente de energía blanca, pasión y gran corazón. 

Ahora, tras estos meses de ver al hijo crecer, y de toda la fe posible para mantenerlo, puedo decir que he redefinido el término y valor de “ShowBusiness ELITE”. Al principio creí que la “elite” dentro del grupo, estaba estipulada por la fama y autoridad de muchas personas “famosas” que al salirse decidieron ni siquiera darse la oportunidad de conocernos o de formar parte de esto. Hoy ya se cual es el verdadero significado de esa palabra.  La elite, no la da el status o el poder, la fama o salir en la caja dorada unos segundos. 

La elite… la da la bondad, la pasión, el cariño, la lealtad hacia los demás y el querer formar lazos para juntos crear un universo mejor dentro de nuestra industria que tanto necesita aire fresco, aire blanco, aire que llene el corazón. 

La elite… la hacen y la hacemos, todos aquellos que de verdad soñamos con ser mejores y con crear juntos producciones de enorme valor que nos hagan crecer y que nos hagan ayudar a todos a crecer. En honestidad, lealtad, inclusión y compañerismo.

Hoy… gracias a toda esta ELITE que permanece, y que logra día con día hacer mas poderosa esta nueva comunidad, tengo el honor de presentarles “ShowBusiness Elite, la revista”, un nuevo sueño que se ha dado por añadidura, un sueño que he creado con 2 intenciones principales; primero: crear una entidad comercial, que ayude a otros añadiendo calidad a su vida y haciendo al mismo tiempo una aportación positiva al mundo, y dos: seguir ayudando a crear lazos, continuar conociéndonos, “ver” a las personas detrás de nuestras llamadas “empresas”, constituir mas alianzas y seguir imaginando y creando un mundo mejor dentro de nuestra industria y medio muchas veces ya tan lastimado. Construyendo juntos simplemente… Una nueva tierra.    JG